Mónica Aranegui nace en Madrid en 1979. Tras licenciarse en Psicología por la UNED en 2005 da un cambio de vida y hace el máster de fotografía documental y creativa en la escuela EFTI de Madrid.


Actualmente realiza un doctorado en Bellas Artes en la facultad de Bellas Artes de Madrid y estudia Historial del Arte por la UNED. Es colaboradora honorifica en el departamento de pintura, en la asignatura “Tecnologías digitales” del nuevo grado en Bellas Artes, Universidad Complutense de Madrid.

 

Compagina su trabajo y sus estudios con su pasión por la fotografía expandida, habiendo ganado concursos y participado en exposiciones, tanto colectivas como individuales, así como en distintas publicaciones, como la revista “La Fotografía Actual”.

Actualmente ha realizado su primer corto, e imparte talleres de artista sobre creatividad.

 

Psicografías es un término empleado para definir lo que hace. Parte de la idea de fusionar psicología y fotografía en un mismo plano. La fotografía es una necesidad, una manera de ver la realidad y de expresarse.

 

Contar a través de la imagen. Como ella misma dice, son imágenes que aparecen en su imaginación y por medio de la cámara, cobran vida. Se trata de plasmar una idea, un sentimiento o sensación concreta.

 

Después de visualizar la imagen en su cabeza, la dibuja buscando el escenario idóneo, el que más se asemeje al que imaginó. El paisaje no es el protagonista, sino un escenario donde se desarrolla la historia. Aparece como parte fundamental, debe tener magia especial, una atmosfera onírica que nos envuelva y nos haga soñar.

 

Después sitúa a los personajes en el paisaje, contándonos su pequeña historia, sus miedos, sueños… Otras veces el personaje ya no está en la foto, pero ha dejado atrás su huella, siendo nuevamente el principal protagonista. Se transmite una mezcla de poesía y extraña irrealidad, un afán por convertir el afuera en el territorio para la ensoñación

Pulsa aquí para visitar la página web de Mónica Desireé Sanchez